LECTURA DE POEMAS Y TERTULIA SOBRE EL LIBRO

" SELLO DE HOY"

DE NUESTRA AMIGA
PATRICIA GÁLVEZ

 

COMENTARIO A LA TERTULIA DEL DÍA 3-4-2017
LIBRO
"SELLO DE HOY"

Patricia, ahijada de Paco Repetto, la presenta nuestro compañero: "la hija de mis dos mejores amigos, Jorge, que sigue ejerciendo la abogacía, no como yo, que me retiró el corazón del trabajo", son dos familias muy unidas,

Patricia es una persona abierta a muchos frentes: traductora y abogada, le ha sorprendido con esta faceta de poetisa, se disculpa que no entienda la poesía de hoy "sólo a los viejos nos gusta Quevedo" y no tenemos estas ocupaciones tan importantes.

Fernando Villar corrige a Paco y le recuerda que es "constructor de pasos de Semana Santa".

La autora nos explica que escribir poesía no es una necesidad, es algo que está ahí en su ser, (hace un gesto a Paco Repetto, le reconoce que ella reivindica a Quevedo), reconoce también que su poesía no tiene rim.

Cita a Pessoa, a su heterónimo Alberto Caeiro, en el poema XIV "No me importan las rimas. Rara vez hay dos árboles iguales, uno junto a otro. Pienso y escribo como las flores tienen color pero con menos perfección en mi modo de expresarme porque me falta la simplicidad divina de no ser más que mi exterior; Miro y me emociono, me emociono como el agua corre cuando el suelo es inclinado, y mi poesía es natural como el viento que se arremolina...".

Patricia, nos indica que el elemento común en sus poemas es el tiempo, cuestión que la subyuga.

La primera parte "TODO EN MI" es un homenaje a la hermana de su madre, se murió repentinamente y le surgieron estos poemas. La parte SELLO DE HOY con constantes referencias al tiempo, el presente es fugaz ("no existe, no se puede sellar el instante").

Se le reconoce por una persona entre los asistentes que también escribe poemas, tiene armonía, es universal, la primera parte recoge la muerte, efectivamente, el hilo conductor es el tiempo; parte de los poemas los proyecta en sus hijos (donde se ven los cambios visibles y algunos, son invisibles); reivindica a su abuelo, los lugares que le evocan; se confiesa que se dedica a sentir, es su estado de ánimo, escribir poemas es la llave para entrar en ese universo.

Fernando Villar lee uno de los poemas, el que le ha transmitido más emoción (el camino ¿Dónde está?). Se le aplaude simbólicamente su mérito de desnudarse (sus sentimientos) y publicarlo, máxime viniendo de un mundo técnico y frío como el derecho. Se debate si hoy el mundo de las leyes tiene el mismo carácter humanista de hace algunos años.

La autora explica que su obra le produce una mezcla de angustia y placer, se hace muchas preguntas y la escritura le sirve para evadirse. Se la compara con un profesional (ingeniero) que tiene que expresar su reivindicación vital con una expresión plástica (grafitero), es el caso del hijo de uno de los asistentes. La autora dice que le da cierto pudor una nfancia tan feliz (con etapas infelices), habla que la poesía la libera de un presidio, lo asocia a los "sábados" infantiles.

Solo hace falta existir, como en el Poema X del Heterónimo Alberto Caeiro de Fernando Pessoa: La asombrosa realidad de las cosas, es mi descubrimiento de todos los días. Cada cosa es lo que es, y me cuesta explicar lo mucho que eso me alegra y lo mucho que me basta. Sólo hace falta existir para ser completo. ( ) Otras veces oigo pasar el viento y creo que sólo para oír pasar el viento vale la pena haber nacido. Yo no sé qué pensarán los demás s leyendo esto; pero creo que debe estar bien porque lo pienso sin esfuerzo y sin pensar que otras personas me puedan estar oyendo; porque lo pienso sin pensamientos, porque lo digo como mis palabras lo dicen. Lo que escribo tiene valor, no soy yo quien lo tiene: el valor está allí, en mis versos. No hay nada, en todo eso, que dependa de mi voluntad.

Comentarista: Tertuliano Dos.


 

Comentario del libro "Sello de hoy"
Poemas (de Patricia Gálvez).

Una primera parte Todo en ti que habla de la pérdida de un ser querido. Pude aclarar en la tertulia que se trataba de una tía suya, pero hasta ese momento, pensaba que era una declaración de amor a una persona querida, a otra mujer, y resalté la palabra "collares" (como símbolo de complicidad femenina); en esa primera parte manifiesta alegría de estar viva y recordando cosas de sí misma que la hacen emocionarse, contenta de sentir, sintiéndose positiva, pero también decepcionada y escéptica, añorando la inocencia de la adolescencia.

Y el que más me gustó dedicado a su hijo en el que dice "pena me doy de no haberte podido regalar otra certeza". Termina con un poema de esperanza.

La segunda parte Sello de Hoy es su grito silencioso de disconformidad, habla de la realidad del mundo, de las evocaciones "me daba de beber en laguna honda amoldada a mis manos". Con expresión de la belleza ¡¡precioso!! asociando lluvia a libertad "pero solo la primera gota, después todo viene dado"-

Poemas de sensaciones, de pérdida de inocencia, reconociendo los cambios en la vida (polilleando); sincerándose …"si alguna vez hubiera querido faltar ( ) nadie me habría indicado el camino de regreso" ¡¡absolutamente grande, por lo valiente!!,

Advierte de nuestra vulnerabilidad (como personas y como pueblo, como sociedad), nada es gratuito, "no me quiebres". Con referencias directas e indirectas al tiempo, a los ánimos, a los periodos vitales, paz, plenitud, confusión, dudas, miedos (cóndor, coral ¡¡bellísimo!!).

Y el que me parece definitivamente su confesión: "Cueva" "si soy yo misma una cueva desamparada ¿dónde entraré a refugiarme?".

Las evocaciones de una niñez feliz, de los espacios, lugares, rincones, pero la madurez…¡¡de seguir el juego¡!.

Es un libro rotundo, profundo (para quien quiera leer los mensajes) es una declaración de mucho valor de una …¡¡eterna insatisfecha!!

Comentarista: Tertuliano Dos.

  REPORTAJE
Día 3 de abril de 2017

 Reporteros: M. Rojas & F. Repetto


INVITACIÓN


CARTEL ANUNCIADOR

 

a la principal    al tablón